Cómo funciona la seguridad social en España

Posiblemente uno de los aspectos más conocidos del sistema público español sea la seguridad social. Aunque las personas muchas veces no tienen muy claro su funcionamiento, tanto personas nacionales como extranjeras, hay aspectos que sí que conocen como, por ejemplo, las cotizaciones de cara a las futuras pensiones. Pero hay muchos aspectos de la seguridad social que no se tienen claros o que no se sabe exactamente cómo se mantienen o cómo se consiguen. De ahí que exista mucha confusión a la hora de solicitar la revalorización de una pensión, el cobro de un subsidio, etc. ¿Qué es la seguridad social? Lo que se conoce como seguridad social es uno de los sistemas principales que se han creado dentro del Estado Español para garantizar la protección social. Este sistema se creó para garantizar todas las prestaciones sociales que la población española necesitase de manera concreta e individual. Estas prestaciones están pensadas para hacer frente a cualquier situación ya fuese de necesidad o como resultado de un tiempo determinado de trabajo realizado. Dentro de la Seguridad Social podremos encontrar diferentes modalidades dentro de las cuales se engloban diferentes prestaciones y pagos a diferentes sectores de la población. Modalidades de la Seguridad Social Modalidad contributiva Dentro de esta modalidad se engloban todas las contribuciones que se realizan dentro del ámbito profesional y todas las financiaciones como resultado de las cotizaciones de los afiliados a la Seguridad Sociales por su actividad laboral. Estas cuotas suelen encontrarse entre un 23,6%, que es aportado por las empresas, y un 4,7% que es aportado por los trabajadores de sus propios salarios. Dentro de esta modalidad tenemos que tener en cuenta que también entra la actividad empresarial que desempeñan los autónomos y que tienen un régimen especial que es regido por el estatuto del autónomo que es estudiado y renovado por el Gobierno español con cierta frecuencia. Modalidad no contributiva Por otro lado, en esta modalidad entraría el ámbito que llamaríamos universal y toda la financiación que acuerda el Gobierno español dentro de los Presupuestos Generales del Estado. Estos presupuestos se acuerdan estableciendo una partida con cierta financiación para aspectos como: las pensiones (viudedad, orfandad, por jubilación, etc), asistencia sanitaria, dependencia, etc. La afiliación, sea cual sea nuestra situación empresarial o laboral, es totalmente obligatoria y también única para cada persona a lo largo de su vida activa. Tendrá un único número de la Seguridad Social durante el resto de su vida profesional dentro del sistema y será con el número que tendrá que solucionar y solicitar cualquier tipo de pensión, subsidio, etc., que necesite. Funciones de la Seguridad Social Además de las nombradas, la Seguridad Social también debe ocuparse de la protección en las siguientes áreas: La asistencia sanitaria en casos de atención primaria, hospitalaria, enfermedad común, accidente de cualquier tipo, maternidad, etc. Recuperación de lo nombrado anteriormente. Prestación económica en caso de incapacidad temporal, muerte, maternidad, jubilación, etc. Prestación en materia de rehabilitación y asistencia a la tercera edad, discapacidad, reeducación, etc.